Elevados

Parte baja del elevado de la 27 de Febrero en completo abandono

  • Obras Públicas y la Alcaldía se desligan de responsabilidades
Santo Domingo
1/3

En total abandono está la parte baja del elevado de la avenida 27 de Febrero desde la calle Leopoldo Navarro hasta la Josefa Brea, donde se pueden observar destrucciones de la malla de protección, basura y refugios de indigentes.

Es que desde que se construyó el elevado, a la parte baja nunca se le ha dado mantenimiento, la malla ha sido impactada por vehículos y no se ha reparado en tramos cercanos a la calle 30 de Marzo, Juan de Morfa y otros lugares.

El monóxido y el polvo se adhieren a las mallas mostrando un aspecto de mugre, debido a que no se lava como es la norma. Algunos ciudadanos utilizan tramos para depositar residuos sólidos y abundan los indigentes que con cartones, sábanas y otros materiales construyen refugios donde duermen noche y día ante la indiferencia de las autoridades.

Además de dormir, muchos de los indigentes hacen sus necesidades fisiológicas en la isleta contaminado el lugar.

Vecinos de los edificios que circundan el elevado denunciaron que aparte de esos males, el lugar se ha convertido en espacio para la comisión de atracos debido a la oscuridad porque varias de las lámparas han sido robadas

En el tramo comprendido entre la calle Josefa Brea y Juan Bautista Vicini, la arrabalización es mayor, vendedores han tomado el espacio para hacer negocios como venta de ropas, alimentos y chucherías que afean el entorno.

En esa parte la insalubridad salta a la vista por los montones de basura, agua mal oliente que se combinan con la permanente humareda de los carros y guaguas que circulan constantemente por el lugar.

Diario Libre buscó una reacción al problema en el Ministerio de Obras Públicas y se informó que la competencia de esa parte de la ciudad es de la Alcaldía del Distrito Nacional, que su responsabilidad es el elevado y su mantenimiento.

Al consultar a la Alcaldía ésta informó que la Ley 63-17 de Tránsito y Movilidad otorga al Ministerio de Obras Públicas la custodia y el mantenimiento de puentes, túneles y elevados.

Afirma que la seguridad, tanto de arriba como de abajo del elevado, es responsabilidad de la Comisión Militar y Policial de ese ministerio.

Mientras tanto la ciudad, en esa parte debajo del elevado de la 27 de Febrero, presenta una de sus peores imágenes ante el descuido de las obras de infraestructuras y el abandono que impera desde hace años.

Comentar/Ver Comentarios