Comunidades

Vecinos del sector Amalia en SDE protestan contra acceso a residencial

  • Constructora dice tiene permiso de la Alcaldía
Santo Domingo
1/4
Esta es una de las entrada del nuevo proyecto habitacional

Residentes del sector Amalia, en el municipio Santo Domingo Este, provincia Santo Domingo, rechazaron este martes la apertura de dos salidas de un proyecto habitacional que construye una compañía, próximo a sus viviendas, porque alegadamente afectan la tranquilidad del sector y congestionan las calles.

Los vecinos de Amalia Sur y Norte explicaron que desde hace 11 años vienen librando una lucha porque la compañía Prats construye el residencial “Ciudad Sur” y, al prohibirle la entrada por la parte este, ahora abrieron sus accesos por el oeste.

Wilton Contreras, presidente de la junta de vecinos Amalia Sur, dijo que la constructora Prats rompió la pared que colinda con su residencial y ahora los camiones pasan constantemente por las estrechas calles contaminado y dañando el asfalto debido a su peso.

“Las autoridades del Ayuntamiento, en la persona del alcalde Manuel Jiménez y el director de planeamiento urbano, el ingeniero Sosa, han irrespetado la comunidad de Amalia y son responsables de lo que ha pasado aquí y de lo que pueda ocurrir “, dijo Contreras.

Por su lado, Diógenes Núñez, presidente junta de vecinos Amalia Norte, dijo que tuvieron que quemar gomas y obstruir parte de la calle A y 4ta. para evitar que se sigan usando sus calles como vía de acceso al residencial que se construye.

Explicó que Amalia tiene 436 vivienda y que cuando hay docencia en el liceo de la localidad se forman enormes tapones y que la situación se volvería caótica cuando se muden las 936 que tiene el proyecto habitacional vecino.

Entienden que lo que se debe hacer es abrir una entrada y salida porque el lado Este, pero aclararon que el acceso se lo prohibió el alcalde Manuel Jiménez y autorizó a la acompaña para que abriera acceso por el lado de Amalia.

El ingeniero Romeo Román aseguró que las calles de Amalia no están preparadas para soportar camiones con 40 toneladas como los que están cruzando por el lugar, pero que, además, carecen de la anchura para ese tipo de vehículos.

Sostuvo que las calles solo tienen entre 3 y 4 centímetros de espesor y que cuando se muden los dueños de las viviendas del proyecto por las mismas no se podrá circular por la cantidad de vehículos.

La versión de la constructora

Por su lado, Bienvenido Prats, miembro de la constructora Prats, dijo que están acatando a la ley y aclaró que fue la Alcaldía de Santo Domingo Este la que autorizó, mediante documentos, que podían abrir los accesos como lo hicieron. Explicó que tienen los permisos correspondientes aprobados desde hace más de cuatro años, por lo que entiende que no están violando ningún derecho.

Señaló que el proyecto que representa es un fideicomiso de unas 956 casas y que tienen tres accesos debidamente firmados y sellados por las autoridades.

“El síndico vino y tomó la determinación de que las puertas deberíamos usar es una de las tres que están en la calle A, como usted puede ver nosotros solamente teníamos una abierta y me mandaron a abrir las otras dos aquí tenemos un documento”, acotó a Diario Libre.

Insistió en que es la Alcaldía la que ha tomado esa determinación y que apoyan la comunidad con la limpieza de los imbornales cada vez que llueve, pero que hay cosas que no están en su poder decidirlas, sino las autoridades, como se ha hecho y que un problema que le corresponde a la Alcaldía no se lo pueden adjudicar a la compañía que pertenece.

Comentar/Ver Comentarios