Actualidad

Cuba: narrativa de EEUU pavimentaría intervención militar

  • Biden prometió durante su campaña electoral que retomaría la política de acercamiento a la isla
AP -
La Habana
Varios policías de una brigada especial se transportan en vehículo por una calle hoy, en La Habana (Cuba). (EFE/ Ernesto Mastrascusa)

Cuba criticó al Gobierno de Estados Unidos y al presidente Joe Biden por una serie de declaraciones realizadas por altos funcionarios de ese país tras las inéditas protestas en la isla de la semana pasada y consideró que las mismas están encaminadas a justificar una intervención militar.

“Hay una narrativa de Walt Disney del gobierno malo y del pueblo que lucha por su libertad, unos estereotipos que asustan a cualquier persona que haya puesto alguna vez los pies en Cuba por su arrogancia y el desprecio a la verdad”, dijo el miércoles en una entrevista con The Associated Press Johana Tablada, subdirectora del área de Estados Unidos en la Cancillería isleña. “Están muy interesados en fabricar una realidad alternativa porque no alcanzaron los disturbios del 11 de julio para justificar la guerra que se nos hace”.

Miles de cubanos se lanzaron a las calles el 11 de julio convocándose mediante redes sociales en varios puntos del país con reclamos tan diversos como los cortes de luz, las colas, el desabasto y cambios en el gobierno. Las protestas terminaron en actos de vandalismo, destrucción de patrullas, lanzamiento de piedras a hospitales y saqueos.

Hubo arrestos violentos de manifestantes por la Policía, según constató entonces AP, y un fallecido. Las autoridades no divulgaron una lista de presos, pero la organización Human Rights Watch reportó este miércoles unos 500.

La víspera el coronel Víctor Alvarez, del Ministerio del Interior de Cuba, reconoció que se produjeron detenciones e indicó que se liberó a quienes no se pudo comprobar participación, mientras se sigue un proceso judicial para casos específicos, pero no dio detalles. Desde la Fiscalía General de la República se informó que 63 personas --familiares-- se acercaron para realizar quejas o interesarse por arrestos.

Las protestas antigubernamentales fueron las más importantes en más de dos décadas y grupos de simpatizantes de la revolución salieron también a las calles, incluyendo una gran concentración de decenas de miles el sábado.

Las autoridades suspendieron el servicio de datos móviles de internet y culparon a las redes sociales de alimentar con robots --sobre todo desde Twitter-- una campaña orquestada desde Estados Unidos por grupos de interés. También insistieron en que las sanciones de ese país son las responsables de las carencias de alimentos, medicinas y combustible.

Una petición en la plataforma change.org creada por un ciudadano en Bélgica para que el gobierno estadounidense invada Cuba fue firmada desde la semana pasada por casi 500,000 personas y políticos de La Florida lo expresaron como una alternativa, al tiempo que el senador demócrata Bob Menéndez rechazó esta acción.

Según Tablada, aunque actualmente no hay movimientos militares a la isla, sí se ven “señales” de agresividad extrema, como las que llevaron a una intervención en Libia o Irak en su momento.

“Estamos en un momento en que el discurso se ha deteriorado a niveles inéditos. Del gobierno de Biden hacia Cuba hemos visto desfilar varias veces al día, todos los días desde el 11 de julio, a altos funcionario de Estados Unidos diciendo cosas que no son verdad”, expresó.

Biden prometió durante su campaña electoral que retomaría la política de acercamiento a la isla de Barack Obama pero luego de entrar en la Casa Blanca mantuvo en pie todas las sanciones endurecidas --unas 200-- por Donald Trump, incluyendo la incorporación de la nación caribeña a una lista de patrocinadores del terrorismo.

Tras los disturbios, muchas noticas falsas o confusas formaron parte de los discursos de políticos estadounidenses. El propio Biden dijo que podría enviar vacunas para mejorar la situación en la isla, la única nación latinoamericana que produce sus propios antígenos contra el nuevo coronavirus.

Un vocero de Biden manifestó que se ordenó crear un grupo de trabajo para revisar la política de remesas hacia Cuba pero garantizando que el gobierno no intermedie y la posibilidad de amentar el personal de su embajada en la isla --casi paralizada-- para facilitar la participación de la sociedad civil.

Cuba atraviesa una de las peores crisis económicas de su historia, una mezcla de sus propias ineficiencias, del golpe de la pandemia de la COVID-19 y la tensión por las sanciones estadounidenses.

———-

Andrea Rodríguez está en Twitter: www.twitter.com/ARodriguezAP

Comentar/Ver Comentarios