Áreas protegidas

Medio Ambiente dice excavaciones en el Morro de Montecristi son para la “mejora” del lugar

  • Llamó la atención de ambientalistas las intervenciones en el área protegida
Montecristi
1/2
Medio Ambiente aseguró que se trata de un proyecto para la “mejora del centro de visitantes, construcción de senderos eco amigables y parqueos, así como la disponibilidad de baños”. (fuente externa)

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales explicó este domingo que autorizó los trabajos de remoción de material y excavaciones como parte del “acondicionamiento” del Parque Nacional El Morro de Montecristi y aseguró que las labores que se ejecutan allí no comprometen la seguridad del área protegida.

Algunos ambientalistas y pobladores dieron a conocer los trabajos que, usando equipos pesados como una retroexcavadora, se realizan en ese promontorio.

El Morro es un afloramiento de piedra caliza que se eleva a 242 metros sobre el nivel del mar y que a su alrededor posee una exuberante belleza compuesta por manglares y otros elementos del bosque tropical seco. A su alrededor le baña la bravura de las aguas salinas.

En un comunicado, Medio Ambiente aseguró que se trata de un proyecto para la “mejora del centro de visitantes, construcción de senderos eco amigables y parqueos, así como la disponibilidad de baños”.

Estos trabajos forman parte de una serie de proyectos que la institución dice ejecuta desde agosto del año 2020, tendentes a “rescatar, mejorar y crear nuevas facilidades en las áreas protegidas, con la finalidad de brindar a los visitantes una experiencia acogedora y caracterizada por la seguridad en los lugares de mediana y alta dificultad”.

Según el organismo, la remoción de material se realiza en un área de 30 metros y dice que esto “no compromete la integridad de esta importante área protegida” ni violenta las leyes 64-00 sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Sectorial de Áreas Protegidas, 202-04.

Medio Ambiente aseguró que con estos trabajos procura que la experiencia del visitante al monte, sea placentera y segura, sin que esto implique transgresión a la ley que le protege.

“Con esto se logró estabilizar un declive muy inclinado y derrumbes que dificultaban el acceso a la playa y ponían en riesgo a los visitantes”, explicó en su comunicado.

Aseguró que la institución vigila que los trabajos que ha autorizado no rebasen los límites en sus operaciones.

El ambientalista José Eugenio Gonell Franco consideró que la institución, que debe velar por la preservación y conservación de los recursos naturales, tiene que explicar con detalles el tipo de intervención que permite en esa zona protegida.

En tanto que el ambientalista Olmedo de León, planteó que las alarmas que se han disparado tras la intervención en El Morro, ocurren porque en los últimos años “hemos tenido que el propio Ministerio es el enemigo de las áreas protegidas y en la actualidad el Ministerio está permitiendo acciones en las áreas protegidas y ahí tenemos el Pico Diego de Ocampo, están permitiendo que se desarrolle un proyecto dentro del área protegida cuando se puede desarrollar fuera del área protegida”, denunció el experto ambientalista.

“Ellos hablan de 30 metros, pero eso no es verdad que desde agosto se estén haciendo intervenciones solo en 30 metros”, dijo.

De León consideró que como se trata de un área protegida, las autoridades están en el deber de socializar ese proyecto, a fin de que la población esté debidamente informada sobre lo que se realiza allí.

“Cualquier intervención a un área protegida el pueblo los tendrá presente en virtud de que nunca hemos tenido autoridades enteramente dedicadas a la protección de las áreas protegidas. Nosotros, el pueblo, cuidamos las áreas protegidas incluso del propio ministerio, del propio gobierno, la cuidamos de quien sea, debemos sentirnos de alguna manera preocupados”, agregó.

La Ley Sectorial de Áreas Protegidas, 202-04, dice en su artículo 7: “Los objetivos de Conservación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas son: 1) Conservar en estado natural muestras representativas de ecosistemas, comunidades bióticas, unidades biogeográficas y regiones fisiográficas del país.

Sin embargo, en este mismo artículo, en su acápite número 8, reza: “La restauración, recuperación y rehabilitación de los ecosistemas, las especies y los servicios ambientales que brindan, deben ser fomentados por la Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales y las demás instituciones públicas, mediante planes y medidas acordes con la presente ley, la Ley General sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales y otras pertinentes”.

Comentar/Ver Comentarios