Partidos

PRM no acepta irregularidades y envía a sus dirigentes ante su Fiscal Nacional

  • Hasta el momento la dirección ejecutiva del partido no ha informado cuales acciones disciplinarias se han tomado contra sus miembros
Santo Domingo
El PRM ha sido muy estricto en cuanto a la disciplina, moral y el respeto a los estatutos y principios del partido. (Foto: Fuente Externa )

Han pasado 10 meses desde que las autoridades del Partido Revolucionario Moderno (PRM), iniciaron su mandato con Luis Abinader como presidente de la República, en ese corto periodo de tiempo dirigentes de esa organización se han visto envueltos en escándalos que le han costado la destitución de sus cargos y la expulsión del partido.

El primer escándalo lo protagonizó la exministra de la Juventud Kimberly Taveras, quien a tan solo cuatro meses de haber asumido sus funciones en ese ministerio se vio en la necesidad de presentar su renuncia al cargo, debido a que el Ministerio Público abrió una investigación en su contra por su declaración jurada de bienes que ascendía los 100 millones de pesos.

La exministra era investigada por el Ministerio Público por sus bienes declarados y supuestamente por violar la Ley 340-06, de Compras y Contrataciones, debido a que sus empresas suplían a varios ayuntamientos.

Aunque Taveras no fue suspendida del PRM, esta debió tomar un cese en su cargo por la investigación que le estaban realizando y posterior a esto presentó su renuncia formal del cargo al presidente Luis Abinader a través de una misiva que compartió a través de si redes sociales.

Otro de los escándalos relacionados con dirigentes perremeístas y que mancharon los primeros 100 días de la gestión de Luis Abinader fue el escenificado con el dirigente Dariel Valdez, quien agredió a exalcalde de Laguna Salada y presidente del PRM de ese municipio, Alberto Polanco.

Debido a las heridas ocasionadas por Valdez a Polanco, este último debió se ingresado en un centro médico y recibir varias puntadas en su rostro.

Ante ese acontecimiento la dirección nacional del PRM emitió un comunicado donde informaba sobre la suspensión de Dariel Valdez y donde se recomendaba la expulsión de este de las filas de la organización partidaria.

El PRM ha sido muy estricto en cuanto a la disciplina, moral y el respeto a los estatutos y principios del partido, y en varias ocasiones ha sometido a sus dirigentes ante el Fiscal Nacional del partido.

En ese sentido uno de los primeros casos que de los que fue apoderado al Fiscal Nacional del PRM, fue el del diputado por la provincia Sánchez Ramírez, Sadoky Duarte quien el pasado 28 de diciembre del 2020 fue acusado de agresión a una agente de la Policía Nacional.

La dirección del partido emitió un comunicado donde informó que habían enviado el caso del diputado Duarte al Fiscal Nacional del partido para que inicie una investigación y así admitir o rechazar las denuncias luego de examinar si se fundamentan en motivos serios y legales.

Hasta el momento la dirección política del partido no ha informado sobre alguna decisión tomada por el Fiscal Nacional en torno a los casos de los que ha sido apoderado.

Según los estatutos actuales del PRM, en cada Consejo de Disciplina de los distintos niveles partidarios, en el país y en el exterior, existirá un fiscal y su respectivo suplente.

Al Fiscal Nacional lo designará la Comisión Política por recomendación de la Dirección Ejecutiva; a los demás fiscales los designarán los comités locales correspondientes.

Asimismo, son atribuciones de los fiscales recibir las denuncias presentadas por organismos, dirigentes y militantes del partido en su jurisdicción correspondiente.

Estos estatutos también estableen que los fiscales deben apoderar de los casos, en un plazo de 30 días, a los correspondientes presidentes y demás miembros de los Consejos de Disciplina de los organismos a que pertenecen los procesables, cuyos casos quedarán sin efecto de no presentarse acusación al término de dicho plazo.

Casos como el del exdirector del Instituto Agrario Dominicano (IDA), Leonardo Faña, acusado de agresión sexual por una de las empleadas de la institución que tenía a su cargo y por el que fue apresado, puso una vez más en la palestra pública los escándalos de dirigentes del partido de Gobierno.

El 19 de enero se hizo de conocimiento público la solicitud que Faña le hiciera al presidente Luis Abinader para hacer un cese temporal en sus funciones para enfrentar las acusaciones que pesaban en su contra.

Ese mismo día Abinader informó sobre la suspensión de Faña y en su lugar fue designado José Daniel del Rosario Valdez como director ejecutivo interino del Instituto Agrario Dominicano (IAD).

Faña cumplió prisión preventiva por el hecho que se le acusó y luego dejado en libertad con impedimento de salida, presentación periódica y también se le fue impuesta una multa de 500 mil pesos.

En ese mismo sentido, el 18 de mayo la dirección el PRM, puso a disposición del consejo de disciplina el caso diputado por Santiago Miguel Gutiérrez, quien fue apresado al llegar a Estados Unidos, acusado alegadamente de narcotráfico internacional de drogas.

Gutiérrez fue el legislador más votado con 21,177 votos en la pasada contienda electoral.

El partido de Gobierno señaló que cada ciudadano es responsable de sus actos y expresaron que como la organización partidaria a la que pertenecía el congresista tomarían acciones disciplinarias contra los miembros que quebranten sus principios.

“Reiteramos que quien infrinja las normas institucionales y legales deberá asumir sus consecuencias personales en la justicia y enfrentarse además a un proceso disciplinario frente al partido que conllevaría su expulsión”, fue lo expuesto por la dirección partidaria.

El caso más reciente del que fue apoderado el Fiscal Nacional del PRM ha sido el del Luis Maisichell Dicent el recién destituido exadministrador de la Lotería Nacional, por estar supuestamente involucrado en el sorteo fraudulento del pasado 1ro de mayo y por el cual está siendo sometido a la justicia.

“Seguimos siendo firmes tomando acciones disciplinarias contra miembros que quebrantan nuestros principios”, manifestó la dirección del PRM a través de un comunicado dado a conocer este pasado martes.

Maisichell Dicent fue apresado durante una serie de allanamientos realizado el pasado sábado 12 de mayo por el Ministerio Público durante el desarrollo de la “Operación 13”, luego de que se denunciara que hubo un fraude en la extracción de la tómbola del primer premio en el sorteo de la Lotería Nacional del 1 de mayo con el número 13.

El exadministrador de la Lotería Nacional actualmente se encuentra privado de su libertad al igual que otras nueve personas que también fueron apresadas durante los allanamientos de la “Operacion13” a las cuales acusan de constituir una asociación de malhechores, estafa, lavado de activos y entre otros delitos.

Aunque han pasado casi seis meses desde que el Fiscal Nacional del PRM fue apoderado del primer caso de un dirigente por haber incurrido en indisciplina, hasta el momento la dirección ejecutiva del partido aún no ha informado de las medidas disciplinarias tomadas en esos acontecimientos.

Comentar/Ver Comentarios