Salud

Brote de COVID-19 afecta empleados de la gobernación de Monseñor Nouel

La gobernadora de Monseñor Nouel aclaró que esa dependencia estatal no cerrará sus oficinas, pese a que al menos 15 empleados están contagiados de COVID-19.

Raquel Jiménez dijo que se realizan jornadas de desinfección por área y que esperan que luego de 15 días, tras la realización de nuevas pruebas al personal, el resultado sea negativo, por lo que no considera necesario que se cierre la sede provincial del gobierno.

“No hemos cerrado la gobernación ni pensamos cerrarla. La gobernación se desinfectó en una primera etapa, tenemos de los contagiados de COVID en su casa todavía, hasta que las pruebas segundas nos den los resultados”, dijo.

La institución pública tiene alrededor de 60 empleados, por lo que el brote afecta a más del 20 por ciento del personal.

En el operativo de desinfección participa el cuerpo de bomberos del municipio Bonao.

La representante del Poder Ejecutivo señaló que la detección del virus en los empleados se produjo tras la realización de un operativo de toma de muestras por la sospecha en uno de los empleados.

Todos los infectados se encuentran estables y asintomáticos.

Comentar/Ver Comentarios