Salud

Contagiados COVID-19 llegan en estado crítico a centros salud

  • El 73 % de las camas de cuidados intensivos está ocupado; 496 afectados las utilizan
Paciente COVID-19 es preparada para traslado del hospital Moscoso Puello. (Pedro Bazil)

SANTO DOMINGO. El temor a ser rebotados de un centro de salud a otro, debido a la alta ocupación hospitalaria por coronavirus que registra el país, sumado al descuido por parte de algunos pacientes al asumir que tienen una simple gripe, ha aumentado la gravedad de las personas que buscan asistencia por COVID-19 en los centros de salud.

Tal es el caso de Gustavo Tavárez, de 73 años, quien esperaba ser trasladado ayer a otro centro con disponibilidad para cuidados intensivos, ya que el Hospital Francisco Moscoso Puello estaba lleno.

Su hermana, Flora Estévez, de 72 años, narró a Diario Libre que Tavárez se encuentra en estado crítico, tras contagiarse de coronavirus hace más de dos semanas y no querer acudir al médico.

“Tiene neumonía, muy crónica por COVID-19 y por descuido, porque él se negaba a asistir al centro. Una semana me pasé con mi hermano hora tras hora, vamos a al médico, vamos al médico y se oponía... cuando me decidí a llamar al servicio de emergencia para que lo sacaran a como diera lugar. Yo sé que es tarde”, dijo con expresión de pena y resignación.

Esta situación la reafirmó el encargado de la Emergencia COVID-19 de la clínica Cruz Jiminian, Santiago Calderón, al indicar que el flujo de pacientes que llegan a su unidad se redujo levemente, sin embargo, el estado en el que llegan los que asisten es crítico.

El galeno atribuyó tanto la baja en la asistencia como el estado en el que llegan los pacientes, a la alta ocupación que registran los centros, que hace que los contagiados prefieran estar en su casa antes de que los reboten y a que algunos creen que lo que tienen es gripe.

El jueves, las autoridades informaron que 1,393 camas eran utilizadas por pacientes en condiciones estables. Además, 496 contagiados estaban en unidades de cuidados intensivos, ocupaban el 73 % del total, y 307 personas eran asistidas por ventiladores, equivalente a 59 %.

Calderón explicó que el rango de edad de los pacientes que reciben oscila entre los 20 y los 55 años, lo que alcanza el 70 % tanto en emergencia como en ingreso COVID-19.

“Es totalmente diferente a la primera etapa del año pasado, que eran los pacientes adultos mayores con ciertas complicaciones. Ahora tenemos un alto porcentaje de personas jóvenes y sin antecedentes de complicaciones”, señaló Calderón.

Por otro lado, el doctor explicó que de los que acuden a la emergencia sólo el 30 % ha recibido una dosis de la vacuna y menos del 20 % de los ingresados tiene las dos.

Hasta este 17 de junio el país suma 3,733 muertos y 312,815 contagios de los que 53,759 casos permanecen activos, que representan el 17 % del total.

Hay 968 nuevos contagios y siete muertes

Las autoridades sanitarias de República Dominicana informaron este jueves que como consecuencia del coronavirus fallecieron siete personas durante la jornada de ayer en la que se registraron 968 casos nuevos de la enfermedad que tiene al borde del colapso a los hospitales del país.

Hasta este 17 de junio el país suma 3,733 muertos y 312,815 contagios de los que 53,759 casos permanecen activos, que representan el 17 % del total.

En las últimas 24 horas se procesaron 5,303 pruebas PCR para detectar el virus, que sitúan en 18.52 % la tasa de positividad diaria, mientras que la acumulada se mantiene en aumento y es de 18.06 %. Además, fueron tomadas 2,046 muestras de seguimiento a pacientes contagiados.

Sobre la ocupación hospitalaria, las autoridades informaron que 1,393 camas están siendo utilizadas por pacientes en condiciones estables.

Además, 496 contagiados están ingresados en unidades de cuidados intensivos, ocupando el 73 % del total, y 307 personas están conectadas a ventiladores, para un 59 %.

Comentar/Ver Comentarios