Tres causales

Especialistas afirman que no necesitan de causales para defender la vida de la madre

  • Explican ley les protege en casos extremos y llaman a legisladores y presidente a seguir apegados a la ciencia
Santo Domingo
El ginecobstetra oncólogo Tomás Ventura y la ginecobstetra colposcopista Noemí Guerrero Cueto.

Especialistas en oncología y ginecoobstetricia afirmaron que la Constitución y las leyes siempre han protegido a los médicos para salvar la vida de la madre, por lo que para proceder no necesitan causales, ya que respetan lo que elija la paciente y su familia.

El ginecobstetra oncólogo Tomás Ventura y la ginecobstetra colposcopista Noemí Guerrero Cueto afirmaron que en situaciones de gravedad tienen amparo legal, que los cubre siempre que hagan todos los esfuerzos por proteger las dos vidas.

“No es cierto que estemos frenados porque normas impiden el aborto, al contrario para salvar a la gestante nos resguardan”, dicen.

Afirman que en los casos excepcionales en los que la embarazada corre peligro, como miocardiopatía dilatada, la interrupción no es penada pero que aún en esas circunstancias, si no quiere no deben jamás violentar su determinación.

“Por eso es firmado un consentimiento para actuar y lo que no debemos hacer es obligarla a decidir abortar, porque viola los derechos humanos y acuerdos internacionales lo prohíben”, explicó Ventura.

Sobre extirpar un embarazo ectópico, indica que no es considerado una práctica abortiva, porque el feto no tiene ninguna posibilidad de vivir, está fuera del útero y arriesga la vida de la madre. Es un diagnóstico diferencial.

En tanto, Guerrero Cueto considera esencial educar a la mujer para que sepa cuáles son las condiciones de riesgo para su salud en las que debe evitar un embarazo, como la falcemia homocigota, donde el peligro de mortalidad es muy alto.

En cuanto a la imposibilidad de vida extrauterina, Cueto plantea que los estudios no son 100% certeros, que pueden errar, que se debe mostrar compasión y orientar a la madre sobre las posibilidades, para que sepa que abortar no es su única alternativa.

Aseguran que por ningún cáncer se amerita abortar

El ginecobstetra Tomás Ventura afirmó que ningún tipo de cáncer requiere aborto para proveer tratamiento, porque, según asegura, estos lo suministran en cualquier nivel de la gravidez y detalla que entre la espera del diagnóstico y la preparación de la paciente, transcurre un lapso a veces superior al mes y medio, lo que disminuye el riesgo para la criatura.

Llamó la atención sobre las consecuencias que abortar acarrea a la salud materna y citó las infecciones, hemorragias y peligros anestésicos, por lo que está contraindicado para tratar el cáncer.

Explicó que la radioterapia y la quimioterapia pueden afectar al feto pero no significa que siempre sea así, que no tenga posibilidad de sobrevivir.

“Dejarlo en el vientre no hará daño a la madre y le da la oportunidad a ese niño de vivir, lo que no hace el aborto”, expone.

En cuanto al cáncer de cérvix, explica que para operar hay que extraer el útero, por lo que no es considerado aborto y en el caso de la radio y quimioterapia, si la paciente decide esperar, porque es un mal que avanza lento, podría hacerlo, pero igual si quiere tratamiento inmediato, le es proporcionado, porque en cualquiera de estas circunstancias la ley protege al médico, según indica.

Única eximente aprobada en la Camara de Diputados

Cuando la Cámara de Diputados sancionó en abril pasado la primera lectura del Código Penal aprobó el aborto solo cuando peligra la vida de la madre y del feto.

La iniciativa fue aprobada, en primera lectura, con el voto favorable de 146 diputados y 14 en contra.

Entrevistada por Diario Libre, Patricia Santana Nina, abogada constitucionalista y activista del movimiento a favor de las tres causales, entiende que la eximente aprobada ayer en la Cámara de Diputados, en una primera lectura en el proyecto de Ley del Código Penal, tiene como fin confundir a la ciudadanía, pues no es una causal y deja en manos del criterio médico en qué momento y circunstancias se podría interrumpir el embarazo.

La profesional del derecho aclaró que lo aprobado es un estado de necesidad y no una de las tres causales que están demandando para permitir que sea la mujer quien decida si puede interrumpir o no su embarazo ante un riesgo grave a su propia vida.

“Hay una gran diferencia entre lo que se aprobó ayer en primera lectura y lo que propone el movimiento. El estado de necesidad es un instrumento utilizado como medio de defensa por la teoría del delito en derecho penal. Eso no es una nueva causal”, expresa.

Comentar/Ver Comentarios