Industrias

Índice de Actividad Manufacturera desciende a 57.3 en julio

  • Pese a la caída, todos los indicadores permanecen sobre el umbral de los 50 puntos, indicando condiciones y perspectivas favorables
Santo Domingo
La muestra totaliza 500 empresas, las cuales se han seleccionado de acuerdo a su importancia económica. (Fuente externa)

El Índice Mensual de Actividad Manufacturera (IMAM) de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) descendió en julio de 2021 en relación a junio, al pasar de 58.7 a 57.3.

Este índice es un retrato de la actividad manufacturera de un mes con relación al anterior. A pesar del descenso, todos sus indicadores permanecen sobre el umbral de los 50 puntos.

Se precisa que cuando el IMAM se ubica por debajo del umbral de los 50 puntos refleja que las condiciones y perspectivas económicas del sector manufacturero se consideran no favorables. Sobre los 50, las perspectivas son favorables.

En cuanto a las variables examinadas, el volumen de ventas pasó de 60 en junio a 55.1 en julio, en igual período el de producción pasó de 62.9 a 54.4 en julio. El empleo cayó de 55.5 en el sexto mes del año a 54 el siguiente período.

El inventario de materias primas pasó de 57.6 en junio a 65.3 en julio y el “plazo de entrega de suplidores” pasó de 68.8 en junio a 73.3 en julio. Es decir, que tres de las cinco variables contempladas mostraron una tendencia a la baja en julio con relación a junio de 2021.

La muestra totaliza 500 empresas, las cuales se han seleccionado de acuerdo a su importancia económica, sector y geografía, según explica una nota de prensa de la AIRD.

Para la conformación del IMAN se establece el saldo de opinión de cinco variables: el volumen de las ventas, el de producción, el comportamiento del empleo, el plazo de entrega que toman los suplidores y el comportamiento de los inventarios de insumos y materias primas de un mes con relación al otro.

El IMAM es presentado con un ajuste por estacionalidad y ponderado en sus cinco variables y como índice general, lo cual permite tener una aproximación más confiable al tomar en cuenta las fluctuaciones recurrentes y, por tanto, predecibles que ocurren en un período dentro de un año, que tiende a afectar la medición de los resultados.

La estacionalidad puede ocurrir en las temporadas de cosechas de alimentos, en los periodos navideños, en el verano, en el inicio de las clases escolares, entre otros, explica una nota de prensa de la AIRD. El IMAM, al ser un indicador mensual, está sujeto a este componente de estacionalidad.

Comentar/Ver Comentarios