Economía

La OIT explica qué pasará con el sector laboral en el 2021

  • La economía mundial afronta todavía un elevado grado de incertidumbre
Santo Domingo
De acuerdo conl Observatorio de la OIT: El COVID-19 y el mundo del trabajo en su séptima edición, la tasa de participación en la fuerza de trabajo a escala mundial se ha visto reducida en 2.2 puntos porcentuales a raíz de la crisis de la pandemia. Foto Archivo.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) explica que a diferencia de crisis anteriores, en la inmensa mayoría de los casos la disminución de la ocupación a escala mundial en 2020 propició más salidas de la fuerza de trabajo que desocupación, e hizo que 81 millones de personas más salieran de la fuerza de trabajo y que 33 millones quedaran desocupadas.

En consecuencia, de acuerdo con el Observatorio de la OIT: La COVID-19 y el mundo del trabajo en su séptima edición, la tasa de participación en la fuerza de trabajo a escala mundial se ha visto reducida en 2.2 puntos porcentuales a raíz de la crisis provocada por la pandemia, frente a la reducción de solo 0.2 puntos porcentuales que se produjo de 2008 a 2009 como resultado de la crisis financiera mundial.

Indica que únicamente en los países de altos ingresos la desocupación aumentó en mayor medida que la no participación en el mercado de trabajo, fenómeno propiciado principalmente por la evolución de la situación en los Estados Unidos de América.

Según la OIT, en 2020 se perdió el 8.8 por ciento de las horas de trabajo a nivel mundial con respecto al cuarto trimestre de 2019, equivalente a 255 millones de empleos a tiempo completo.

Asimismo, la pérdida de horas de trabajo fue particularmente elevada en América Latina y el Caribe, Europa meridional y Asia meridional.

La OIT explica a través del documento que la pérdida de horas de trabajo en 2020 fue aproximadamente cuatro veces mayor que la registrada durante la crisis financiera mundial de 2009.

Al desglosar esos datos anuales, las estimaciones trimestrales revisadas ponen de manifiesto la evolución de la situación a lo largo del año. Las estimaciones sobre pérdida de horas de trabajo en el tercer trimestre de 2020 se han revisado ampliamente a la baja, hasta alcanzar el 7.2 por ciento (con respecto al 12.1 por ciento estimado en la sexta edición del Observatorio de la OIT), lo que refleja un repunte mayor que el previsto de la cantidad de horas de trabajo, en particular en los países de ingresos medianos bajos.

En el cuarto trimestre, dice la OIT, la cantidad de horas de trabajo a escala mundial disminuyó un 4.6 por ciento, a saber, a 130 millones de empleos equivalentes a tiempo completo.

En la publicación realizada por la OIT también se explica que a escala mundial, la reducción de la cantidad de horas de trabajo en 2020 dio lugar a una disminución de la ocupación y a una reducción de la cantidad de horas de trabajo de las personas que seguían ocupadas, con una gran variación entre regiones.

Precisa que la disminución de la ocupación fue más acusada en América y menor en Europa y Asia Central, regiones en las que la reducción de la cantidad de horas de trabajo se vio compensada mediante planes para fomentar la conservación en el empleo, en particular, en Europa.

Resalta que a lo largo de 2020 se produjo una disminución sin precedentes de la ocupación a escala mundial de 114 millones de empleos con respecto a 2019.

En términos relativos, esa diminución fue mayor en el caso de las mujeres (5,0 por ciento) que en el de los hombres, y mayor asimismo en el caso de los trabajadores jóvenes (8.7 por ciento) que en el de los de más edad.

Según la publicación de la OIT, la disminución de la ocupación en 2020 dio lugar a un mayor aumento de la cantidad de personas que salieron de la fuerza de trabajo, que de la cantidad de personas desocupadas.

Explica que la salida de la fuerza de trabajo, que representa el 71 por ciento de la disminución de la ocupación a escala mundial, aumentó en 81 millones de personas, lo que propició una reducción de la tasa de participación en la fuerza de trabajo a escala mundial de 2.2 puntos porcentuales en 2020, hasta alcanzar el 58.7 por ciento.

La cantidad de personas desocupadas a escala mundial aumentó en 33 millones en 2020, y la tasa de desocupación aumentó en 1.1 puntos porcentuales, hasta el 6.5 por ciento.

Pérdida de ingresos provenientes del trabajo, según la OIT

Se estima que los ingresos provenientes del trabajo a escala mundial en 2020 (sin tener en cuenta la adopción de medidas de apoyo para garantizar los ingresos) disminuyeron un 8.3 por ciento, a saber, 3.7 billones de dólares de EE.UU, o el 4.4 por ciento del producto interior bruto (PIB) mundial.

La OIT precisa que la mayor pérdida de ingresos provenientes del trabajo de los trabajadores, a saber, un 10.3 por ciento, se registró en las Américas, al tiempo que la menor pérdida (6.6 por ciento) se produjo en Asia y el Pacífico.

Previsiones para 2021, de acuerdo a la OIT

La OIT explica que si bien cabe esperar una sólida recuperación económica en el segundo semestre de 2021 a raíz de la implantación del proceso de vacunación frente a la COVID‑19, la economía mundial afronta aún un elevado grado de incertidumbre y existe el riesgo de que esa recuperación se produzca de forma dispar.

Indica que las previsiones más recientes siguen poniendo de manifiesto un déficit de empleo para 2021. Sobre la base de las previsiones económicas del Fondo Monetario Internacional (FMI) para octubre de 2020, entre otras fuentes, cabe definir un caso hipotético de referencia que sigue previendo una pérdida de horas de trabajo del 3.0 por ciento en 2021 con respecto al cuarto trimestre de 2019, equivalente a 90 millones de empleos a tiempo completo (ETC).

Detalla que con arreglo al caso hipotético más desfavorable, se prevé que la pérdida de horas de trabajo en 2021 siga siendo del 4.6 por ciento, equivalente a 130 millones de empleos ETC, con respecto al cuarto trimestre de 2019.

Aun en el caso hipotético más favorable, para el que se consideran las condiciones más propicias, cabe esperar que en 2021 se siga registrando una pérdida del 1.3 por ciento de la cantidad de horas de trabajo a escala mundial (36 millones de empleos a tiempo completo) con respecto al cuarto trimestre de 2019.

Comentar/Ver Comentarios