Trabajo infantil

La pandemia del coronavirus complica lucha contra el trabajo infantil

  • Este sábado se conmemora el “Día Mundial de la lucha contra el Trabajo Infantil”
Santo Domingo
Mayrenis Corniel, viceministra de Trabajo para Sectores Vulnerables y Trabajo Infantil. (Foto Massiel Beco/Diario Libre)

La pandemia del COVID-19 se ha convertido en uno de los principales retos para enfrentar el trabajo infantil en la República Dominicana, situación que ha llevado a que niños tengan que salir de sus hogares a ayudar a los padres a mejorar sus ingresos.

“Nosotros estamos desarrollando programas importantes para poder mermar el impacto de la pandemia, lógicamente que para nosotros es un gran reto el tema pandémico y el tema cultural de la República Dominicana”, expresó Mayrenis Corniel, viceministra de Trabajo para Sectores Vulnerables y Trabajo Infantil.

La funcionaria habló en el marco de la misa de acción de gracias para conmemorar el “Día Mundial de la lucha contra el Trabajo Infantil”, este 12 de junio, oficiada por el padre Geovanny Solis en la parroquia San Juan Bosco.

Señaló que como Ministerio de Trabajo tienen mecanismos internos para inspeccionar y realizar operativos focalizados, donde van haciendo un mapeo de cada sector económico. Aseguró que esto les permite ir trabajando sobre la marcha.

Durante su discurso central, la viceministra de Trabajo expresó que la agenda nacional está enfocada en trabajar por el bienestar de los niños, niñas y adolescentes, y que una muestra es la instrucción dada por el presidente Luis Abinader, de trabajar en un sello país, que será llamado ELTI-RD, el cual certificará las empresas libres de trabajo infantil, por sus buenas prácticas laborales y alto sentido de responsabilidad social empresarial, proyecto en el que elabora el Ministerio de Trabajo, con el cual se pretende eliminar o reducir a su mínima expresión la mano de obra infantil en la República Dominicana.

Resaltó asimismo la instauración del Gabinete de Niñez y Adolescencia liderada por la primera dama, Raquel Arbaje, y coordinado por Paula Disla, presidenta del Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia.

Estudio de organismos internacionales

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicó en conjunto con la Unicef, el estudio “Trabajo infantil: estimaciones mundiales 2020, tendencias y el camino a seguir”. El estudio indica que el mundo no está en vías de eliminar el trabajo infantil para 2025, como lo plantean los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Para cumplir esa meta, el progreso global tendría que ser casi 18 veces más rápido que el ritmo alcanzado en las dos últimas décadas.

Además, explica que según las estimaciones realizadas antes de la pandemia del coronavirus y basadas en la velocidad de los cambios entre 2008 y 2016, en 2025 habrá unos 140 millones de niños trabajando si no se toman las medidas adecuadas de forma acelerada.

Los avances para acabar con esta explotación se han estancado por primera vez en dos décadas y la pandemia de COVID-19 amenaza con abocar al trabajo infantil a nueve millones más de niños para 2022.

Otras conclusiones claves del informe son:
  • Por sectores, el agrícola, con un 70 % o 112 millones, es donde se desempeñan la mayoría de los niños que trabajan, seguido por el 20 % en los servicios con 31,4 millones de menores afectados, y el 10 % en la industria, que emplea a 16,5 millones de niños.
  • Casi el 28 % de los niños de 5 a 11 años y el 35 % de los de 12 a 14 años que trabajan van a la escuela.
  • El trabajo infantil es más frecuente entre los niños que entre las niñas en todos los grupos de edad. Sin embargo, la brecha de género en el trabajo infantil se reduce si se tienen en cuenta las tareas domésticas realizadas por las niñas durante al menos 21 horas a la semana.
  • La prevalencia del trabajo infantil en las zonas rurales (14 %) es casi tres veces superior al de las zonas urbanas (5 %).
  • Los niños que trabajan corren el riesgo de sufrir daños físicos y mentales. El trabajo infantil compromete su educación, restringe sus derechos y limita sus oportunidades futuras, además de que conduce a círculos viciosos de pobreza y trabajo infantil por generaciones.

Comentar/Ver Comentarios