Finanzas

“Toda pareja que quiera prosperar necesita un plan financiero”, dice experta

  • Pamela Pichardo recomienda hacer una lista de los patrones financieros positivos y negativos dentro de la relación para identificar orígenes de manejo del dinero
Santo Domingo
Imagen ilustrativa (Fuente externa )

Las conversaciones sobre el dinero siguen siendo un reto en las parejas. Para enfrentar este desafío, la coach de educación financiera, Pamela Pichardo considera que los que quieran prosperar dentro de una relación, necesitan tener un plan financiero.

“El plan financiero les permite hacer algo hoy en sus finanzas que impactará sus vidas el día de mañana. Más que una pareja son también una gran empresa”, explica.

Antes de poner en marcha el proyecto de finanzas, la especialista recomienda hacer una lista de los patrones financieros positivos y negativos de cada uno dentro de la relación, para identificar orígenes de manejo del dinero individual y en común.

Así como aceptar la personalidad de la pareja, definir el tiempo y el momento oportuno para hablar sobre el plan, no presumir tener más conocimiento que el otro, en caso de que uno de los dos sea más experto en la materia, y determinar una agenda, agrega.

Además, sugiere establecer tres metas financieras que puedan plantearse como pareja y tres individual para que socialicen cómo pueden apoyarse mutuamente en el logro de las metas y cómo pueden contribuir a materializar los proyectos juntos.

Al ofrecer el webinar (seminario web) por Zoom, titulado “Hablemos en pareja para tener unas finanzas con propósito" auspiciado por el Banco Popular, la fundadora de Edufinanzas, firma especializada en educación financiera personal, familiar y pymes, aclara que construir un patrimonio no será fácil, pero sí la mejor decisión.

“Tener un plan financiero les permitirá manejar el dinero de manera tal que puedan construir riqueza, patrimonio y bienestar, ya que este es como un mapa de dirección de hacia dónde irá el dinero”, asegura.

“Toda pareja que quiera prosperar necesita un plan financiero”, dice experta
Captura del video de la coach de educación financiera, Pamela Pichardo al ofrecer el webinar “Hablemos en pareja para tener unas finanzas con propósito". ( )

Pasos para iniciar el plan financiero

Pamela Pichardo precisa que para iniciar el plan financiero hay que comenzar con una intención clara de crecimiento, tener claramente establecidas las metas personales y familiares, identificar quiénes son las parejas con el dinero y el manejo que le dan. Así como tener un punto de partida (balance), utilizar el presupuesto como medida de control y las experiencias positivas y negativas como motor de aprendizaje.

¿Cómo presupuestar?

La especialista indica que hay que hacerlo por los ingresos, no por los gastos, asignar limites en los renglones de gastos, revisar constantemente las finanzas para no excederse del límite de los gastos y en caso de adquirir algo que éste fuera del presupuesto, reducir otro renglón de gastos.

Tipos de personalidad financiera

Temeroso

Esta personalidad financiera es característica de aquellos que se preocupan excesivamente por su seguridad económica y la de su familia. Su mayor temor es perder el control y sienten pánico por la escasez, así que evitan incurrir en gastos “extra” que califican como innecesarios.

Analítico

Se caracterizan por cuidar de los detalles, planificar y tener un agudo sentido de responsabilidad. Estas personas sienten más temor que avaricia y por lo tanto no dan prioridad al consumo y las compras.

Derrochador

Disfrutan gastando y esta es la razón por la cual siempre son quienes invitan, pagan cuanta actividad realicen con sus amigos y al final del mes nunca tienen dinero. Por lo general dentro de su cartera tienen al menos dos tarjetas de crédito y su “amplitud” con los demás les impide controlar sus gastos, por lo que terminan acumulando deudas, explica Pichardo.

Impulsivo

Son precipitados en sus acciones y por lo general recurren al gasto cuando la frustración y la depresión los invaden. La ansiedad los lleva muchas veces a tomar decisiones más emotivas y menos racionales y suelen gastar elevadas sumas de dinero gracias a que siempre tienen consigo sus tarjetas de crédito. Suelen justificar sus gastos con frases como “me lo merezco”, “para eso trabajo”, “es un gustico”, pero al final de cada mes viven quejándose de lo precarios que son sus ingresos.

Comentar/Ver Comentarios