El legado de la comunidad italiana en la identidad de la República Dominicana

  • Una retrospectiva por la historia del patrimonio que une a Italia y a la República Dominicana y que permite comprender la esencia de la herencia cultural italiana en el país.
Andrea Andrea Canepari, embajador de Italia en la República Dominicana (Fuente externa)

El libro El legado italiano en República Dominicana, Historia, Arquitectura, Economía y Sociedad fue lanzado oficialmente el pasado 14 de abril de 2021, con la presencia de la vicepresidenta Raquel Peña; del presidente del Tribunal Constitucional, Milton Ray Guevara; del canciller Roberto Álvarez; del ministro de Industria y Comercio, Ito Bisonó, y de la ministra de Cultura, Carmen Heredia. Sobre el libro, el embajador de Italia en el país y propulsor del mismo, Andrea Canepari, habla sobre algunos aspectos de su contenido.

—¿Cómo describe el vínculo histórico entre Italia y la República Dominicana?

Recién llegado a Santo Domingo como embajador, me di cuenta de que la comunidad italiana en la República Dominicana había sido crucial para la vida, la historia y el carácter nacional del país. Desde la creación de la Armada hasta la independencia; la iglesia católica, la educación, la economía, las primeras elecciones libres, el primer periódico; desde la arquitectura hasta el arte y el cine, desde la música hasta la literatura, desde la agricultura hasta el comercio.

—¿Cómo surge la idea de crear el libro?

El descendiente de un héroe de la Independencia Nacional y uno de los principales intelectuales dominicanos, el fenecido Marcio Veloz Maggiolo, consideró en 2001 que era necesario escribir un libro que estudiara la importante contribución italiana en el país. Después de veinte años, pensé que era mi deber promover este libro que cuenta todas las historias de amistad entre los dos países, que me contaron a su vez todos los que quisieron que se conservaran.

El legado de la comunidad italiana en la identidad de la República Dominicana
Portada del libro “El legado italiano en República Dominicana, Historia, Arquitectura, Economía y Sociedad”. ( )

—¿Cuáles son los aspectos más trascendentales del libro?

Gracias al trabajo de los 46 autores de este libro, muchas historias sobre la riqueza y la profundidad de la amistad y de los lazos entre Italia y la República Dominicana se han dado a conocer. Me he sentido como un arqueólogo frente a testimonios maravillosos e intactos, ocultos por el paso del tiempo. No obstante, a diferencia de un hallazgo arqueológico, lo descubierto aquí no es una ruina muerta, sino un conjunto vivo de huellas culturales, políticas, religiosas, educativas, económicas, tecnológicas y sociales. Es fundamental ver la sinfonía de voces, tan importantes, que han contribuido a este libro.

Hay muchos de los principales intelectuales del país, profesores de las principales universidades, pero también páginas de figuras institucionales como las escritas por el ministro de Asuntos Exteriores, Roberto Álvarez; el presidente del Tribunal Constitucional, Milton Ray Guevara; el ministro de Industria, Comercio y MiPymes, Ito Bisonó, y el arzobispo de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria. Seguido del prefacio del presidente Luis Abinader, junto con la ministra de Cultura, Carmen Heredia, y la alcaldesa de Santo Domingo, Carolina Mejía. Creo que es importante ver la unión de tantos aportes que, en conjunto, demuestran no sólo el deseo de conocer sino también el compromiso, reiterado también por las autoridades italianas, de trabajar juntos para escribir nuevas páginas igual de importantes. Este libro es valioso por su relevancia científica. Además de una edición en italiano y otra en español, he promovido la publicación de un libro enriquecido con algunos aportes americanos, en una de las más prestigiosas editoriales universitarias americanas especializadas en América Latina, St. Joseph University Press. Es importante que la historia de este diálogo cultural se conozca también en el mundo.

—¿Cuál particularidad sobre la italianidad en el país, registrado en el libro, ha cautivado su atención?

Lo que más me llamó la atención fue cómo en cada aspecto de la sociedad dominicana se evidencia una página de la historia del mundo escrita junto a los amigos italianos.

Recuerdo un almuerzo con Frank y Haydée Rainieri en su casa de Punta Cana, en el que Frank me presentó la figura de Giovanni Battista Cambiaso: un comerciante genovés y ciudadano italiano, héroe de la independencia nacional dominicana, fundador de la Marina de Guerra y que descansa en el Panteón Nacional. Una figura icónica y emblemática; para mí, de los muchos italianos que decidieron venir a este país y contribuir a su desarrollo.

Carlos Luciano Diaz Morfa, en su discurso de inicio de las celebraciones del bicentenario del nacimiento del Primer Almirante, que promovimos juntos el pasado mes de diciembre, destacó cómo Cambiaso ofreció su vida y su flota, de forma gratuita, porque creía y quería comprometerse con este país; un ejemplo de los italianos que trajeron riqueza a este país porque decidieron hacerlo suyo, amándolo tanto como a Italia. Esta es una de las historias que hay que conocer y recordar.

Índice del libro “El legado italiano en República Dominicana, Historia, Arquitectura, Economía y Sociedad”

A la publicación del libro se suman historietas con los aspectos históricos del legado italiano. ¿Por qué este formato?

La idea de los “comics” vino a traducir en un lenguaje diferente, destinado a los jóvenes, las historias escritas de forma seria y científica en este gran libro.

Pensemos, en la figura del primer obispo residente, Alessandro Geraldini, quien llegó aquí en 1519. Fue un gran hombre de letras, un pastor, pero también el primer defensor de los nativos en esta tierra; sin embargo, esto no se conoce adecuadamente.

Basta con leer las páginas de los cómics para darse cuenta que los italianos y dominicanos han escrito juntos páginas de la historia del mundo. Estamos distribuyendo 25.000 ejemplares de los cómics en las escuelas dominicanas, empezando por las católicas. Es nuestra contribución para ayudar a la esperada reanudación de las clases cuando las condiciones sanitarias lo permitan.

La Embajada de Italia en Santo Domingo quiere hacer un regalo a todos los lectores de Diario Libre y permitir que todos puedan coleccionar estas hermosas historias. Dentro de dos días distribuiremos todos los cuentos impresos para que todos puedan leerlos y conservarlos; no sólo los niños, porque realmente han sido realizados por guionistas profesionales italianos y grandes ilustradores italianos, y estoy seguro de que darán una nueva luz a la historia del libro.

El legado de la comunidad italiana en la identidad de la República Dominicana
Portada de la historieta “Italianos en la República Dominicana: historia y aventuras de viejos amigos”. ( )

¿Cuáles empresas se han involucrado en esta iniciativa?

La comunidad de los grandes empresarios de origen italiano del país se comprometió con esta propuesta de relanzamiento de las relaciones y, aceptando mi invitación a crear nuevos puentes entre Italia y la República Dominicana, decidió formar parte del Consejo Directivo de la Cámara de Comercio Dominico-Italiana.

Empezando con los esfuerzos realizados por los dos países en los últimos años, las relaciones diplomáticas en el tiempo venidero pueden ser todavía más profundas y fructíferas. El trabajo hecho a lo largo de ese tiempo demuestra cuán importante es construirlas, empezando por la rica historia compartida de los dos países, enfocándose en las oportunidades.

Muchas empresas han sido patrocinadoras del libro, no sólo dando apoyo financiero, sino también un apoyo ideal, un apoyo y un compartir de la importancia de esta operación.

Recuerdo, al principal patrocinador del libro, la empresa Santo Domingo Motors, de Miguel Barletta. Él fue quizás el primero en apoyar la operación, pero también su hermana Nelia me ayudó en algunas fases de la producción de los cómics.

Asimismo, el apoyo de la familia Pellerano, editores de este periódico, para dar a conocer este gran trabajo que se ha hecho.

También, Pepín Corripio y a su hijo Manuel, no son de origen italiano, pero comparten la idea de que, a través del conocimiento de esta historia se ayuda a conocer mejor el potencial de la República Dominicana a nivel internacional.

El apoyo de la familia Rizek, que con tecnologías italianas han desarrollado un negocio innovador. Pero también empresas como la ACEA Dominicana, uno de los principales patrocinadores de este libro, que tanto cree en este país por haber colocado aquí la sede para las Américas, y está dispuesta a traer nuevas tecnologías, también esenciales para la protección del medio ambiente.

Por supuesto, entre los primeros partidarios del libro están los principales grupos de origen italiano como Inicia y el Grupo Punta Cana, cuyas importantes historias se cuentan en el libro; los constructores como Ghella, que pueden contribuir al desarrollo del país; los productores de cemento como Domicem, pero también importadores de productos italianos de calidad como Simpex y las farmacias Carol.

—Háblenos sobre las relaciones diplomáticas entre ambos países, desde su experiencia, y cómo se han fortalecido.

Estos últimos años han llevado a ambos países a demostrar gestos concretos de amistad. Como se han logrado muchos éxitos, confío en que podemos, de hecho deberíamos, hacer aún más para potenciar las oportunidades que existen. La elección del presidente Luis Abinader ha cambiado el liderazgo de las instituciones en la República Dominicana, abriendo nuevos escenarios para el país. Dentro de este renovado marco, el vínculo con Italia sigue siendo fuerte. Como el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Álvarez, me ha indicado repetidamente, está convencido de que es el momento de relanzar las relaciones entre ambos países y que esta será la intención de este gobierno.

Creo que este libro es un ejemplo del potencial de las relaciones diplomáticas y de su fecundidad. Muchas autoridades, italianas y dominicanas, se mostraron entusiasmadas. Es un testimonio del deseo de trabajar juntos.

_________________

Este contenido fue redactado por el equipo de Brand Stories de Grupo Diario Libre para la Embajada de Italia.

Comentar/Ver Comentarios