Nuevas guías de prevención cardiovascular

Recientemente se llevo a cabo el congreso europeo de Cardiologia, en el marco de este se presentaron nuevos y actualizados, lineamientos para nosotros como cardiólogos, dirigidos a la población, para mejorar la salud cardiovascular.

Hacen énfasis en las personas añosas, mayores de 70 a, como debemos abordar y estratificar los factores de riesgos en dichos pacientes.

Va dirigida a personas sanas, y personas con enfermedad cardiovascular establecida, como diabetes, hipercolesterolemia familiar o afecciones renales.

Persiste en la importancia de las políticas publicas de salud, intervenciones de las comunidades, reducción de la contaminación del aire, limitar dióxido de carbono.

Estas guías intensifican las estrategias para lograr las metas, tomando en cuenta factores de riesgos cardiovasculares, tratamientos, otras enfermedades o afecciones concomitante y preferencias del paciente.

Motiva a, de acuerdo con la edad y factores de riesgos ser agresivos en el sentido de evaluaciones periódicas, en personas aparentemente sanas.

Por primera vez, mencionan el cese del tabaquismo, independientemente el paciente tienda a aumentar de peso, ya que el parar de fumar posee mayor ventaja sobre la salud cardiovascular, si el paciente posee datos de ansiedad, interconsulta con psicología y a la vez nutrición para mejorar su peso.

Los adultos deben realizar al menos 150 a 300 minutos a la semana, con actividad física aeróbica moderada o de 75 a 150 minutos de manera vigorosa. Reducir el sedentarismo con actividad leve una vez al día.

Adoptar hábitos de alimentación saludable, dieta mediterránea preferiblemente, restringir alcohol, pescado una vez a la semana, disminuir consumo de carne procesada.

Apoya la cirugía bariátrica, en pacientes obesos y con riesgos de enfermedad cardiovascular, cuando falla el ejercicio y dieta en los mismos en reiteradas ocasiones.

En los pacientes con enfermedad mental, requieren mayor atención y enfatiza el cambio de estilo de vida en ellos.

Personas con trastornos de ansiedad o estrés importantes, derivarlos a psicología, para mejorar síntomas y disminuir riesgos cardiovasculares.

Estas guías vienen a dar un espaldarazo a lo que ya veníamos haciendo, motivando a la prevención tanto primaria como secundaria.

¡La prevención es la clave de la salud cardiovascular!

Comentar/Ver Comentarios