El debido proceso es el principio

Justicia independiente todavía es algo nuevo

Será fastidio para la Procuradora, que pronto replicó, pero no para el debido proceso, que unos abogados se suban al campanario a ver y contar feligreses que van a misa.

Debieran andar toga en mano para los tribunales, pero no son de los llamados, aunque de seguro les gustaría estar entre los escogidos.

Barco en puerto no cobra pasaje.

Los observatorios son buenos y en este tiempo abundan en un país que todavía no se acostumbra a la institucionalidad.

La justicia independiente, por lo menos a nivel de ministerio público, es una experiencia nueva, y como nueva, merece toda la atención, el mayor seguimiento.

El debate distrae, pero solo a quienes se confundan de tiempos. En lo que Yeni Berenice y Camacho adelantan diligencias, la Germán puede discutir formas y escenarios.

Si el ex Procurador habló, y no se compró - como era propio- un perro prieto, justo que la actual titular defienda sus lances.

El debido proceso es el principio, pero también el riesgo, pues la fama del tránquelo tienta, seduce y crea condiciones para la caída.

Los Saulo dieron un jonrón, la Madre Protectora empató el juego.

¡Que siga el espectáculo !

Comentar/Ver Comentarios