Leonel quiso hacerse dueño del show

Había que dejar claro quién es el jefe

El político debe hacer política todo el tiempo y mucho más si no sabe hacer otra cosa, si es profesional y vive de la práctica.

Leonel es un ejemplo, y lo conseguido le sirve de sustento o acicate para mantenerse en la liza, pues lo que no puede es salirse o dejarse sacar de la tómbola.

El discurso del presidente había sido respondido por sus voceros del modo que se hace aquí, pero no de forma sistemática.

Desmontando pieza por pieza.

No convenció, pues la mezquindad siempre es ruin, pero está desde la noche del lunes en la boca de todo el mundo. El mundo que lo alaba, el mundo que lo azara.

La mejor reacción fue de su hijo, que entendió que ahora se sabe quién es el jefe o líder de la oposición. Como familia, conoce intimidad, y no hay duda de que ese fue el propósito.

Constituirse en el polo opuesto a Luis, y hacerlo desde ahora. Sabe que el que llega primero bebe agua limpia y que el de alante va lejos porque los de atrás corren mal.

Lo que ocurra ahora, ocurrirá, pero, independiente de lo que fuera, Leonel quiso hacerse dueño del espectáculo del bar. Como la mujer que baila en el tubo.

Comentar/Ver Comentarios