Una jornada por la vida

Aunque soy de la línea de pensamiento de que no era necesario que como país tuviéramos que llegar a hasta este punto, pues se esperaba un comportamiento más sensato de la población; eso no ocurrió, y lamentablemente dimos un paso atrás, en un contexto muy delicado, al producirse una tercera ola de contagios y con el agravante de que ahora circulan dos variantes del coronavirus ambas con altos niveles de contagios.

Pienso que, si bien el Gobierno, como responsable de dirigir las políticas públicas del Estado, carga con el mayor peso de resguardar la integridad de los dominicanos, no menos cierto es que, como he dicho en otros momentos, el cuidarse y hacerlo con los demás es un acto individual. Muchos no han entendido esa parte y han actuado de manera irresponsable frente a un virus altamente contagioso y letal como es el COVID-19.

Esa es la principal razón por la que este jueves inicia una jornada especial de vacunación y de toma de pruebas PCR en el Gran Santo Domingo, calificado como el epicentro del rebrote y de la circulación de por lo menos dos variantes del SARS-CoV-2. Esta jornada también se extiende a cuatro provincias de la región sur, como son San Cristóbal, Peravia, Azua y Barahona. La jornada extraordinaria concluirá el domingo.

Conforme los planes del Gobierno, durante estos días el objetivo de elevar la cantidad de ciudadanos que puedan ser inoculados con por lo menos la primera dosis del biológico contra el COVID-19, hasta ahora, única arma que tiene la humanidad para mitigar el índice de mortalidad de esta enfermedad. Ojalá que la misma reciba todo el respaldo que la población.

Las estadísticas de inoculación brindan aliento. Hasta ahora son buenas, ya que desde que inició el Plan VacúnateRD se han aplicado 4,456,516 dosis de vacuna (cifras hasta este miércoles).

La población meta (adultos) definida por el Gobierno es de 7.8 millones de personas. De llegar en tiempo oportuno la Pfizer y en la cantidad comprometida por el Estado dominicano, otro importante segmento entraría en la zona de cobertura (12 a 18 años), lo que podría situarnos como uno de los primeros países del área en llegar a la meta de inocular casi a la totalidad de la población.

“Lo que queremos ahora es buscarlos allá, donde quiera que estén”, fueron las expresas palabras del ministro de Salud Pública, Daniel Rivera, al explicar que el esfuerzo que hacen las autoridades para mitigar esta grave crisis de salud. Es necesario que todos apoyemos. Todo este esfuerzo que realiza el Gobierno podría coronarse con éxito, de lograr lo que planteó el doctor Rivera, con la citada frase.

Lo que resta desde este momento y hasta el domingo, es que la población respalde ese esfuerzo que estoy segura se traduce en beneficio de la colectividad.

Comentar/Ver Comentarios