Un hombre muy malo

Es sorprendente que tanta gente “estudiada” sintetice la crisis del modelo de democracia estadounidense y la profunda división que corroe a esa sociedad en un solo hombre considerado malo, muy malo, culpable de todos los males. Peor: hace coro a disparates inaplicables como un juicio político ahora mismo y al pedido de que renuncie y se vaya por sus pies. Piden algo aun más risible: que su vicepresidente asuma en forma provisional. Es erróneo creer a Trump cadáver insepulto. Ese hombre malo, muy malo, encarna el sentir y la manera de pensar de mucho más de los 74.2 millones que lo votaron. Un dato de lo que espera a la gestión de Biden: El 70% de los republicanos está convencido de que no fueron elecciones “libres y justas”.

Comentar/Ver Comentarios