Clases presenciales

El Ministerio de Educación avanza hacia la docencia presencial en los próximos días en las escuelas y colegios, cerrados hace un año cuando se detectó el primer caso de Covid-19 en República Dominicana. El Gabinete de Salud, que dirige la vicepresidenta Raquel Peña, ha dado su aprobación, y ahora corresponde a las autoridades educativas garantizar las condiciones necesarias.

La pandemia del coronavirus, que ha provocado casi cuatro mil muertes y cientos de miles de casos, paralizó el país y obligó a acortar el año escolar pasado y recurrir a la educación a distancia -en noviembre, con tres meses de retraso- para que 2.8 millones de estudiantes no perdieran el año lectivo 2020-2021. Además, el encierro prolongado ha provocado efectos psicológicos en los estudiantes y la familia, así como en los niveles de aprendizaje, situaciones a las que habrá que prestarle atención.

La tendencia es hacia la reapertura total del país y se observa en todos los sectores. Desde abril pasado, las autoridades educativas, movidas por los reclamos y preocupaciones de organismos internacionales, grupos de padres, dueños de colegios y otras instituciones, comenzaron un plan de retorno a las aulas. La mayoría de los países han abierto las escuelas total o parcialmente y, hasta marzo, catorce países, nueve de ellos de América Latina, permanecían con las escuelas cerradas.

El seis de abril, luego de la Semana Santa, las escuelas y colegios comenzaron las clases semipresenciales como parte de la primera etapa del Plan de Retorno Gradual a las Aulas, con los alumnos de primera infancia, nivel inicial y de primaria, en 48 municipios con una tasa de positividad del Covid-19 por debajo del 5%. En ocho de esos municipios las escuelas volvieron a cerrar por aumento de la positividad, pero también abrieron en otras 21 demarcaciones donde mejoró la situación.

Aunque la decisión del Gabinete de Salud es favorecer las clases presenciales en todos los niveles del sistema educativo preuniversitario público y privado, el Ministerio de Educación mantendrá su estrategia de ir abriendo de manera gradual, por lo que en esta nueva etapa la docencia presencial será en los niveles inicial y primaria. Esta es una buena señal, porque hay que mantener el monitoreo de la incidencia del virus e ir dando confianza a la gente en función de los resultados de ese plan.

Las autoridades cuentan con el respaldo de instituciones como Acción Empresarial por la Educación (Educa), que ha mantenido el reclamo de retornar a las aulas sustentado –afirma que en la ciencia- en que la escuela no deja ningún efecto en cómo se distribuye la enfermedad en el país; también, tiene el respaldo de asociaciones de padres, tutores y dueños de colegios. Ahora habrá que esperar la posición de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), pieza fundamental en este proceso.

Las autoridades educativas, encabezadas por el ministro Roberto Fulcar, han prometido que la próxima semana darán a conocer el cronograma para esta nueva etapa del retorno a clases presenciales, pero es muy importante que esto se acompañe de una explicación a la población de los factores que se han tomado en cuenta para la docencia presencial, precisar si el nivel positividad de la Covid-19 está por debajo del 5% que recomienda Salud Pública, bien detallado por municipios, de manera que la población tenga la información que necesita saber y esté consciente de la situación.

Es recomendable que se refuercen los protocolos, las medidas de higiene y se logre la vacunación del entorno familiar de los alumnos, como se ha anunciado. La vacunación de la población, que ya alcanza alrededor de un 10%, el cumplimiento estricto de los protocolos, rodear esta etapa de transparencia y hablarle a la población con las estadísticas reales ayudarán al éxito de este plan y crearán las bases para comenzar el año escolar 2021-2022 con nuevas perspectivas.

Comentar/Ver Comentarios