Investigación

Autoridades rusas abren otra investigación contra Navalny

  • Varios otros asociados del activista son investigados por cargos potenciales de participar en un grupo extremista
AP -
Moscú
Trabajadores municipales pintan sobre una imagen del encarcelado líder opositor ruso Alexei Navalny en San Petersburgo, Rusia, el 28 de abril de 2021. (AP Foto/Valentin Egorshin, archivo)

Las autoridades en Rusia iniciaron una causa criminal contra el líder opositor Alexei Navalny y sus aliados más cercanos, acusándoles el martes de formar un grupo extremista y participar en un grupo extremista. La investigación es el paso más reciente en una amplia batida contra el crítico más prominente del Kremlin y su equipo.

El Comité Investigador informó el martes que estaba investigando a Navalny, quien está encarcelado, y sus principales aliados, Leonid Volkov e Ivan Zhdanov, por crear y encabezar un grupo extremista, un delito que conlleva hasta 10 años en prisión.

Varios otros asociados del activista, incluyendo Lyubov Sobol, Georgy Alburov y Ruslan Shaveddinov, son investigados por cargos potenciales de participar en un grupo extremista, indció el comité en un comunicado. De ser hallados culpables, enfrentarían seis años en prisión.

El Comité Investigador dijo que Navalny y sus aliados crearon la Fundación para Combatir la Corrupción, establecieron una red de oficinas regionales y abrieron páginas en internet, redes sociales y canales en YouTube con el objetivo de “desacreditar a las autoridades y sus políticas, desestabilizar la situación en las regiones, generar un sentimiento de protesta entre la población y formar una opinión pública sobre la necesidad de un derrocamiento violento del poder”.

Asociados de Navalny consideran la investigación parte de la batida lanzada meses antes de las recientes elecciones parlamentarias.

“Realmente, es un mensaje para todos los que pensaron que tras las elecciones la locura de las fuerzas de seguridad acabaría. No, no va a parar”, dijo Sobol en Twitter.

Navalny y su equipo han enfrentado presiones sin precedentes desde el regreso del activista de Alemania en enero, donde se pasó cinco meses recuperándose de un ataque con neurotoxina que él atribuye al Kremlin. Las autoridades rusas niegan la acusación.

El líder opositor fue arrestado tras llegar a Moscú y condenado a cumplir dos años y medio en prisión por violar las condiciones de su libertad condicional en una condena por una causa previa que, según él, tiene motivos políticos. Luego que su arresto causó una ola de protestas masivas en toda Rusia, las autoridades presentaron numerosos cargos criminales contra Navalny y sus aliados.

Comentar/Ver Comentarios