Ayuda

EE.UU. retoma ayudas a los palestinos con una primera partida de 15 millones

EFE -
Naciones Unidas
Las decisiones del anterior Gobierno llevaron a la Autoridad Palestina a romper relaciones con Washington.

Estados Unidos anunció este jueves una partida de 15 millones de dólares en ayuda humanitaria para Gaza y Cisjordania, un primer paso en la recuperación de los programas de asistencia a los palestinos que se frenaron bajo la Administración de Donald Trump.

'El presidente (Joe) Biden está restaurando los programas que apoyan el desarrollo económico y la ayuda humanitaria para los palestinos', dijo la embajadora estadounidense ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, en un discurso ante el Consejo de Seguridad.

Thomas-Greenfield adelantó que esa primera ayuda de 15 millones de dólares irá a 'apoyar a las comunidades más vulnerables en Cisjordania y Gaza'.

Los fondos, según explicó, se usarán para respaldar iniciativas de respuesta a la covid-19 y para facilitar alimentos a comunidades con problemas en este ámbito y que han visto la situación empeorar por la pandemia.

'Estamos particularmente preocupados porque la pandemia ha puesto seria presión en las necesidades económicas y humanitarias de los palestinos', señaló la diplomática, que urgió a Israel y a la Autoridad Nacional Palestina a cooperar para que las vacunas contra la covid-19 lleguen a más personas.

La ayuda anunciada este jueves es el primer compromiso concreto por parte del Gobierno de Biden, que ya había adelantado previamente su intención de retomar la asistencia a los palestinos, muy mermada durante el mandato de Trump.

Thomas-Greenfield reiteró además que Washington va a 'dar pasos para reabrir canales de comunicación (con los palestinos) que se detuvieron durante la anterior Administración', con el objetivo de apoyar una solución pacífica al conflicto de Oriente Medio.

'Desde enero, nuestra participación diplomática se ha guiado por la premisa de que un progreso sostenible hacia la paz debe basarse en consultas activas con ambos bandos', explicó.

Ese enfoque contrasta con el de Trump, que centró su estrategia para Oriente Medio en medidas y propuestas rechazadas frontalmente por las autoridades palestinas y que incluyó históricos acuerdos entre países árabes e Israel, que han cambiado el paradigma regional del conflicto.

Las decisiones del anterior Gobierno llevaron a la Autoridad Palestina a romper relaciones con Washington, sobre todo a raíz del reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel en contra del consenso internacional.

El Ejecutivo de Biden ya ha dejado claro en numerosas ocasiones que quiere reparar esas relaciones y que apuesta por una solución de dos Estados, en línea con lo que defiende la mayoría de la comunidad internacional.

'Bajo el liderazgo del presidente Biden, Estados Unidos se ha vuelto a comprometer con la estrategia de una solución de dos Estados mutuamente acordada', reiteró hoy Thomas-Greenfield.

En ese sentido, la embajadora estadounidense llamó a las dos partes a evitar toda acción unilateral que complique esa salida, incluida la construcción de asentamientos por parte israelí o el apoyo económico a personas condenadas por terrorismo por parte palestina. EFE

Comentar/Ver Comentarios