Autos

El consejero delegado de Lordstown Motors dimite tras informe interno

EFE -
Washington
La Comisión del Mercado de Valores inició una investigación en sus operaciones después de que la firma de inversiones Hindenburg Research señalara que la tecnología de Lordstown era defectuosa. (gossipvehiculo)

El consejero delegado de Lordstown Motors, Steve Burns, así como su director financiero, Julio Rodríguez, dimitieron este lunes de sus puestos en la compañía emergente de vehículos eléctricos después de que una investigación interna revelara problemas de “exactitud” en declaraciones sobre pedidos.

Lordstown, en la que General Motors (GM) ha invertido 75 millones de dólares, explicó en un comunicado que la investigación “identificó problemas sobre la exactitud de ciertas declaraciones sobre los pedidos preliminares”.

En marzo, la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC) inició una investigación en sus operaciones después de que la firma de inversiones Hindenburg Research señalara que la tecnología de Lordstown era defectuosa y que los pedidos preliminares que había recibido no eran firmes como la compañía había indicado.

Según Lordstown, la investigación ha determinado que la porción del informe de Hindenburg con respecto a la tecnología eléctrica de la compañía es “falsa y engañosa” pero que algunos de los pedidos preliminares procedian de personas o compañías que no podrían completar las compras.

Lordstown también señaló en otro comunicado que Angela Strand ha sido nombrada presidenta ejecutiva de la compañía y que Becky Roof será la directora financiera provisional. Strand “supervisará” las operaciones hasta que se nombre un nuevo consejero delegado.

“Todos los cambios son efectivos de forma inmediata y la compañía ha recurrido a una firma de búsqueda de ejecutivos para identificar a un consejero delegado y director financiero permanentes”, añadió Lordstown.

Tras los dos anuncios, las acciones de la compañía cayeron un 18,8 % y cotizaban a 9,26 dólares al cierre de los mercados.

La semana pasada, Lordstown advirtió en documentos presentados ante las autoridades bursátiles estadounidenses que puede no tener suficiente líquido para hacer realidad su primer vehículo, la camioneta “pickup” eléctrica Endurance.

Lordstown añadió que podría desaparecer si no es capaz de captar más capital para su funcionamiento.

“La compañía cree que su actual nivel de liquido y equivalentes de efectivo no son suficientes para financiar la producción comercial a escala y el lanzamiento para la venta” de los vehículos que está desarrollando.

Lordstown empezó a cotizar en el mercado de valores Nasdaq de Nueva York el pasado 26 de octubre, con una cotización al cierre de su primera jornada de 18,97 dólares, un 4 % más que el precio de salida.

La empresa, que fue creada en 2018, adquirió en 2019 una planta de montaje de vehículos de GM en Lordstown (Ohio) y en agosto de 2020 se fusionó con una “compañía especial con el propósito de compra” (SPAC) denominada DiamondPeak Holdings.

La estrategia comercial de Lordstown se basa en vender el Endurance, que tiene una autonomía de 250 millas (400 kilómetros) con un precio de 52.500 dólares, a municipios y compañías de servicios en vez de a particulares estadounidenses.

Comentar/Ver Comentarios