Clases presenciales

Reabren centros de estudio en México tras 17 meses de clases a distancia por pandemia

  • Los niños acudieron a la escuela usando mascarillas y, algunos, caretas plastificadas
AFP -
Ciudad de México
Daysi Aguirre ayuda a su hija Adriana a probarse un uniforme escolar en Ciudad de México, el sábado 28 de agosto de 2021. México reabrió las escuelas el lunes para el curso escolar 2021-2022, en medio de la pandemia del coronavirus. (AP foto/Ginnette Riquelme)

Anna Álvarez, una estudiante de ocho años, está “nerviosa y emocionada” por volver este lunes a un salón de escuela en México tras 17 meses de clases a distancia para millones de menores por la pandemia de COVID-19, en medio de una tercera ola de contagios.

“Estaba feliz porque estaba con mi familia, pero triste porque extrañaba a mis amigos”, dijo la pequeña afuera de una escuela primaria en el céntrico barrio Del Valle, en Ciudad de México.

Los niños acudieron a la escuela usando mascarillas y, algunos, caretas plastificadas. Las maestras les tomaron la temperatura y les ofrecieron gel desinfectante al ingresar.

En los salones, los pupitres están separados por cubiertas de plástico y a mucha mayor distancia que lo habitual, con pocos alumnos por aula.

Se estima que unos 25 millones de estudiantes de educación básica (primaria, secundaria y bachillerato) retomaron las clases presenciales en un clima de polémica: algunos padres y opositores al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador cuestionan si es prudente hacerlo cuando los contagios no ceden.

No obstante, el gobierno afirmó que el regreso será “voluntario” y que el sistema educativo adoptará un modelo híbrido con clases presenciales y a distancia.

“La escuela es insustituible, es el segundo hogar (...) no solo se reciben los conocimientos, es un centro de convivencia”, señaló López Obrador durante su conferencia matinal.

“Paso a paso”

Es la primera vez que México vuelve de forma general a los planteles educativos, después que algunos estados del país hicieron un primer intento en junio que resultó interrumpido por algunos brotes de la enfermedad.

Los maestros aceptan la necesidad de proteger a los menores, pero son conscientes de que la educación a distancia no es suficiente.

“Ha hecho que modifiquemos la forma de dar clases”, cuenta Lorena Reyna, directora de la sección primaria. “Ha sido muy complicado, vamos paso a paso con esta cultura de tener la distancia”, añade.

Las escuelas cerraron en marzo de 2020, al inicio de la pandemia, y más de 30 millones de alumnos fueron enviados a casa para tomar clases por televisión, internet y radio.

López Obrador celebró el retorno y contó que, como padre de familia, le tocó despertar muy temprano a su hijo menor, Jesús, para que fuera a la escuela.

Pero Israel García, de 45 años, dice que lleva a su hija Regina, de 11, “con un poco de incertidumbre y miedo de cómo va a funcionar este esquema”.

En esta escuela se dan simultáneamente clases presenciales y a distancia, en tanto se acordó dividir al alumnado para evitar aglomeraciones: unos de lunes a miércoles, otros de martes a jueves. Los viernes, todos trabajarán en forma remota.

Apertura al 90 % en la capital

De los 32 estados mexicanos, Baja California, Baja California Sur, Sinaloa (noroeste) y Colima (oeste) pospusieron el retorno por los efectos del paso del huracán Nora y por un repunte de contagios.

En la capital mexicana -de 9 millones de habitantes- “más del 90 % de los planteles educativos públicos y privados” se encontraban abiertos, dijo la alcaldesa Claudia Sheinbaum.

En Jalisco (oeste), el tercer estado más poblado del país, autoridades reportaron el regreso de más de 1,6 millones de estudiantes.

El gobierno estima que unos 5.2 millones de alumnos de todos los niveles educativos desertaron del pasado ciclo escolar.

México acumula hasta el domingo 3.3 millones de contagios y 258.165 fallecidos por COVID-19, según reportes de la Secretaría de Salud.

Comentar/Ver Comentarios