Cámara de Representantes

Sector demócrata amenaza frenar proyecto fiscal de Biden

AP -
Estados Unidos
El presidente estadounidense Joe Biden habla en la Casa Blanca el jueves, 12 de agosto del 2021. Representantes demócratas moderados dicen que frenarían una crucial propuesta fiscal que delinea 3,5 billones de dólares en gastos sociales y ambientales a menos que sea aprobada primero una medida separada de infraestructura, en una nueva complicación para las divididas gestiones del partido para promulgar la agenda de Biden. (AP Foto/Evan Vucci)

Representantes demócratas moderados dicen que frenarían un proyecto fiscal crucial que delinea 3,5 billones de dólares en gastos sociales y ambientales a menos que se apruebe primero una medida separada de infraestructura, en una nueva complicación para las divididas gestiones del partido para promulgar la agenda del presidente Joe Biden.

La amenaza desafía directamente los planes anunciados por la presidenta de la cámara baja, la demócrata Nancy Pelosi, que no ha dado indicios de ceder. Pelosi ha recibido presiones similares del ala progresista del partido.

Los demócratas no pueden perder más de tres votos en la cámara si quieren aprobar sus proyectos de ley ante una oposición republicana en bloque que se da por segura.

“No vamos a considerar votar por una resolución presupuestaria hasta que sea firmada una ley bipartidista de inversiones en infraestructura y empleos”, escribieron nueve moderados en una carta a Pelosi obtenida el viernes por The Associated Press.

La aprobación de la resolución presupuestaria en el Congreso parece segura porque sin ella, los senadores republicanos podrían usar procedimientos dilatorios para frenar la subsiguiente propuesta de 3,5 billones de dólares para fortalecer la red de seguridad social y los programas para el cambio climático. La medida, prevista para más adelante, es una prioridad central en la agenda de Biden.

Pelosi ha dicho reiteradamente que la cámara baja no votará sobre el paquete de 1 billón de dólares para proyectos de caminos, ferrocarriles, agua y otra infraestructura hasta que el Senado le envíe la medida acompañante de 3,5 billones.

Pelosi ha fijado esa secuencia porque los progresistas del partido temen que si la ley de infraestructura es aprobada primero, los moderados descontentos con el costo de la medida separada se sentirían libres para votar contra la misma, causando su derrota.

Un importante asesor demócrata de la Cámara de Representantes dijo que el partido no tiene los votos suficientes para aprobar la propuesta de infraestructura este mes. El asesor contrastó los nueve moderados con las decenas de demócratas progresistas que votarían contra la medida a menos que la votación se produzca después que la cámara baja reciba del senado el paquete ambiental y social de 3,5 billones.

Comentar/Ver Comentarios